5 opciones naturales para eliminar los hongos vaginales eficazmente


Candidiasis es el nombre que reciben las infecciones vaginales por hongos. Las estadísticas informan que todas las mujeres, al menos una vez en la vida, sufrirán o han sufrido este problema. Los hongos pueden contraerse a cualquier edad y algunas mujeres son más propensas a sufrirlos.

La causa principal de esta enfermedad es una levadura llamada Cándida. Este hongo está presente en nuestro cuerpo, aunque en cantidades que no llegan a enfermarnos. Podemos encontrarlo en la boca, la vagina y en el tracto digestivo.

La vagina mantiene una flora bacteriana que ayuda en la limpieza de la zona y a mantener un equilibrio saludable. Si ese equilibrio se ve alterado, la Cándida crece causando una infección. Los antibióticos, el sobrepeso, algunos anticonceptivos, la diabetes, el embarazo, el VIH, los esteroides y la ropa interior de mala calidad son factores que favorecen su aparición.

5 soluciones caseras para eliminar los hongos vaginales


1. INFUSIONES

Una de las soluciones más conocidas para eliminar los hongos vaginales, es el romero. La infusión con esta hierba es eficaz para acabar con la picazón y el ardor. Elabora una infusión de romero y bebe unas 2 tazas al día. El líquido también te servirá para higienizar tus partes íntimas (hazlo al menos una vez al día).

Otra opción es beber zumo de arándanos sin azúcar o realizar una decocción con ellos. Añade un puñado de arándanos al agua hirviendo y cocina hasta que se deshagan. Bebe unos 2 vasos al día.

2. ACEITES ESENCIALES

En un tampón, agrega 2 gotas de aceite esencial de árbol de té. Colócate el tampón y utilízalo por 3 horas, máximo. Repite este procedimiento 2 veces al día. En pocos días los síntomas desaparecerán y en una semana, la condición estará controlada.

La segunda alternativa es el aceite esencial de orégano. Diluye unas 5 gotas de aceite de orégano, en una cucharada de aceite de oliva. Embebe un algodón y aplícalo por toda la vulva. Deja actuar por una hora y luego enjuaga. Repite 2 veces al día. Esto tardará unas semanas hasta que la infección haya desaparecido.

3. AJO

El ajo es uno de los antifúngicos naturales más poderoso que existe. Procura sumar este ingrediente a todas tus comidas. Además, puedes realizar una pasta de ajo: machaca un par de dientes de ajo hasta que suelten todo el líquido. Agrega un poco de agua y sigue machacando. Aplica la pasta sobre la zona afectada, deja actuar por 20 minutos y enjuaga.

Un remedio efectivo para consumir es una mezcla de aceite de oliva, ajo, vitamina E y aceite de coco.

4. VINAGRE

Realiza un baño con vinagre de sidra de manzana orgánico y sin procesar. Llena la tina de baño con agua tibia, vierte 2 tazas de vinagre de manzana y sumerge el cuerpo por 20 minutos.

5. CALÉNDULA

La caléndula es antifúngica y antiinflamatoria por lo que te ayudará a controlar los síntomas desde el primer momento. Consigue hojas de caléndula orgánica, es importante que no tengan ningún tipo de tratamiento químico. Machácalas y aplícalas sobre tu zona íntima. Deja actuar por 15 minutos y enjuaga.

Lee también:

- Poderoso batido para combatir miomas y quistes ováricos

0 comentarios:

Publicar un comentario