Infusión de comino para aliviar los gases y eructos


Los eructos pueden volverse mucho más molestos de lo que una persona puede llegar a creer. Ya sea por algún alimento que te cayó mal o simplemente se formaron inesperadamente, no debes dejar que te vuelvan locos.

Puedes probar con este remedio casero de anís y comino, por ejemplo, dos plantas aromáticas que tienen grandes capacidades carminativas. Estas te ayudarán a expulsar estos gases que tienes atrapados y no te dejan vivir en paz. Por eso mismo, no tienes más que conseguir estos ingredientes, que hasta probablemente estén entre tus condimentos, y ponerte manos a la obra para combatir esos eructos.

Ingredientes:
Un litro de agua
Una cucharada de semillas de anís
Una cucharada de semillas de comino
Una cucharada de manzanilla

Preparación:
Coloca a hervir el litro de agua. Mientras tanto, en un mortero, muele las semillas de comino y las de anís juntas. Ni bien rompa el hervor el líquido, apaga el fuego y coloca las especias, sumando también la manzanilla. Tapa la cacerola y deja reposar durante diez minutos, aproximadamente. Como cualquier infusión. Cuela posteriormente y así tendrás listo este remedio para los eructos.

Ahora, tendrás que ir consumiendo a lo largo del día. Verás que estos elementos son geniales para los gases, ya que te ayudarán a expulsar todos esos eructos que tienes dando vueltas y que no salen, generando una presión que hasta te puede hacer pensar que tienes problemas en el pecho que realmente no tienes. Esto lo debe saber bien cualquiera que le haya pasado.

Tanto el anís como el comino son dos geniales plantas carminativas, que te ayudarán a expulsar los gases rápidamente y también te combatirán las flatulencias. La manzanilla no sólo te dará una mano para desinflamar el estómago, sino que además le dará un mejor sabor a este remedio.

0 comentarios:

Publicar un comentario