Cura de cebolla para destapar la nariz y abrir las vías respiratorias


Cuando existe una inflamación exagerada de las membranas que recubren el interior de la nariz, la mucosidad no puede ser drenada de manera correcta. Se considera una congestión crónica cuando la inflamación de los vasos sanguíneos dura más de 3 meses (y pueden llegar a ser años).

Los síntomas característicos son el goteo nasal (mucosidad muy acuosa) o secreción verde- amarillenta. El paciente también puede padecer mal aliento debido a alguna infección o por respirar con la boca abierta.

Una de las principales causas de la inflamación de las membranas (causada a su vez por inflamación de los vasos sanguíneos) suelen ser las alergias. Los cambios climáticos, el moho, polen, ácaros, polvo… podrían ser desencadenantes.

¿Cómo elaborar la cura contra la congestión nasal?

La siguiente receta es rica en vitaminas A, B, C y E. Aporta minerales esenciales como magnesio, fósforo y silicio que ayudan al accionar de las defensas del cuerpo. Para elaborarla, necesitarás:
  • 1 cebolla morada, de tamaño mediano.
  • 2 tazas de agua pura.
  • 1 limón.
  • 2 cucharadas de miel pura.

Elaboración:

  • Corta la cebolla en rodajas de 1.5 cm aproximadamente.
  • Coloca el agua en una cacerola y lleva a fuego fuerte. Cuando rompa en hervor, aja el fuego y agrega la cebolla.
  • Tapa el recipiente y deja cocinar por 20 minutos.
  • Retira el preparado del fuego y deja reposar hasta que temple, es decir hasta que tenga temperatura ambiente.
  • Finalmente, filtra el líquido y mezcla con la miel. Revuelve bien hasta que quede una bebida homogénea.
  • Conserva en un recipiente de vidrio con tapa, preferentemente hermética.

Esta cura para la congestión dura hasta 2 días en el refrigerador. Pasado este tiempo, es necesario que realices otro preparado.

Consumo:

Té: Si decides beber como infusión, calienta una taza del preparado. Cuando ya esté listo (y no antes) exprime 1/2 limón y mezcla bien. Bebe de inmediato. De esta forma evitas que el limón se oxide y pierda todas sus propiedades. Para acabar con los síntomas del resfrío o la gripe, bebe dos tazas a diario, por 5 días como máximo.

Preparado frío: Esta cura contra la congestión puede beberse como jarabe. Mezcla una cucharadita de zumo de limón con una cucharada del preparado de cebolla y miel. Bebe de inmediato. Repite unas 6 veces al día, durante 5 días, para acabar con los síntomas del resfrío.
Recuerda que si los síntomas empeoran debes buscar atención médica. Esta receta sólo busca aliviar los síntomas pasajeros.

0 comentarios:

Publicar un comentario