4 fantásticos remedios para desinfectar y blanquear las almohadas


En la almohada se deposita transpiración, lágrimas, estornudos e incluso piel muerta; lo que vuelve a la almohada el lugar ideal para que se reproduzcan los microbios. También es uno de los lugares preferidos de los ácaros, que pueden ser en muchos casos, los responsables de las alergias. Tener una almohada limpia es importante para un sueño de calidad, en particular para las personas sujetas a alergias, enfermedades respiratorias o incluso los que tienen pieles sensibles.

Aun cuando cada almohada tenga una funda que lavamos con frecuencia, esto no es suficiente. De manera regular también debemos lavar la almohada y lo recomendado es de tres a cuatro veces al año para poder de esta manera extraer el polvo, los ácaros, el sudor y los depósitos de sebo.

Vamos a ver estas maneras prácticas, caseras y económicas de lavar tus almohadas y dejarlas como nuevas.

Jugo de limón y agua caliente

Bien sabemos que el jugo de limón es un producto blanqueador natural que al mismo tiempo desinfecta. Un verdadero regalo de la naturaleza.

Esto nos hace pensar que también puede ser un buen aliado de nuestras almohadas y que podemos utilizarlo como ingrediente para dejarlas impecables y con un delicioso aroma a limón fresco.

Ingredientes:

- Agua caliente, cantidad necesaria.
- 6 limones.

Preparación:

- La cantidad de agua que utilices dependerá del recipiente en el que sumerjas la almohada y a su vez, del tamaño de la almohada que quieras limpiar.

- Mientras, exprime los limones y reserva el jugo.

- En un recipiente profundo, coloca la almohada y cubre con agua caliente.

- Agrega el jugo de limón y deja actuar durante dos horas.

- Por último, lava en tu lavarropas con tu jabón habitual.

Bicarbonato de sodio y vinagre

Otra buena opción totalmente natural es la mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre blanco. Esta preparación nos asegura blanco radiante y suavidad para tus almohadas.

Además, tanto el bicarbonato como el vinagre contienen propiedades antibacterianas que ayudan a eliminar los ácaros.

Ingredientes:

- 125 ml de vinagre blanco.
- 80 g de bicarbonato de sodio.

Preparación:

- Coloque la almohada dentro de la lavadora y espere a que el agua la cubra.

- Agrega el bicarbonato de sodio y el vinagre blanco.

- Lave como lo haces de manera habitual y luego exponga durante varias horas al sol.

Bicarbonato de sodio y aceite esencial de árbol de té

Aquí uniremos las propiedades del bicarbonato de sodio para blanquear al mismo tiempo que desinfectar y las del aceite esencial de árbol de té que ayudará a eliminar ácaros y bacterias.

Ingredientes:

- 100 g de bicarbonato de sodio.
- 1 cucharada de aceite esencial de árbol de té.

Preparación:

- Mezcle en un recipiente ambos ingredientes.

- Espolvoree la mezcla sobre la almohada y deja reposar durante 45 minutos.

- Luego, frote los lugares con manchas con un cepillo y retire el resto de preparación.

Agua oxigenada y limón

Esta mezcla nos permite obtener un producto blanqueador casero muy poderoso que particularmente elimina las manchas producidas por la transpiración y la saliva.

Ingredientes:

- 250 ml de agua oxigenada.
- 125 ml de jugo de limón.
- Agua caliente, cantidad necesaria.

Preparación:

- Colocar la almohada en un recipiente y cubrir con agua caliente.

- Mezclar los ingredientes y verter dentro del recipiente de la almohada.

- Dejar actuar durante una hora y luego lavar de manera habitual. Secar al sol intenso.

Excelentes alternativas económicas para limpiar manchas de tus almohadas, al igual que desinfectar y eliminar ácaros.

También te va a interesar leer:

20 usos que desconoces del vinagre para limpiar el hogar

Cómo eliminar la humedad y el moho de la pared rápidamente

Publicar un comentario

0 Comentarios